Beneficios de la miel de abeja en La Florida

Medicina alternativa

En Miel Doña Oriana ofrecemos la mejor miel natural de la zona. A continuación detallamos los beneficios de la miel de abeja:

Medicina alternativa
La miel, o como también es conocida desde el antiguo Egipto, "Néctar de los Dioses", es empleada por el hombre desde hace miles de años, y no sin motivo, ya que tiene múltiples beneficios, tanto nutricionales como terapéuticos. Entre ellos:
Miel Doña Oriana niños comiendo miel

En las afecciones de las vías respiratorias​

Primero, en un recipiente grande mezclamos la miel multiflora, el jugo del limón y una pizca de pimienta blanca. Removemos bien para que se liguen todos los ingredientes y después incorporamos el pollo (partido en trozos no muy grandes).
 
Movemos todas las piezas de carne para que estén bien empapadas con la salsa y después se colocan en el recipiente durante un tiempo en el refrigerador. Se sugiere que este paso se realice la noche del día anterior que será preparado y consumido, ya que así quedará mucho mejor.

Posteriormente, colocaremos las piezas de carne en una bandeja para luego introducirlas en el horno precalentado a 200 ºC durante unos 20 o 30 minutos. El tiempo dependerá de lo grande que sean los trozos y del punto de cocción que cada uno le quiera darle, aunque el pollo con miel siempre debe estar bien cocinado y nada crudo por dentro.

Enfriamientos

La miel es universalmente conocida como remedio de las enfermedades que siguen a un enfriamiento. Se la emplea pura o mezclada con diversos productos alimenticios y medicamentos. Se la toma con leche caliente (una cucharada sopera de miel para un vaso de leche), con jugo de limón (para 100 gramos de miel).​

Afección pulmonar

El uso de la miel de abejas en caso de afecciones pulmonares es conocido desde la más remota antigüedad. Anteriormente, Hipócrates indicaba que la miel es un expectorante y un calmante de la tos. Avicena recomendaba en los primeros estados de la tuberculosis tomar, de preferencia por la mañana, una mezcla de miel y de pétalos de rosa. La miel mezclada con avellana constituye según él un remedio muy bueno para la tos crónica y favorece la expectoración.

Afecciones del tubo digestivo

La sabiduría popular dice que la miel es la mejor amiga del estómago. Ciertos trabajos y experiencias señalan que la miel favorece el proceso de asimilación al nivel del intestino y que es eficaz en caso de estreñimiento.

Las observaciones clínicas llevan a muchos autores a concluir que la miel de abejas sola o mezclada con los principales alimentos disminuye la tasa de acidez y, por consiguiente, puede utilizarse como medicamento y alimento dietético en casos de afecciones gastrointestinales acompañadas de hiperclorhidria: gastritis y úlceras.


Además, la acción de la miel es doble: por una parte, una acción local que favorece la cicatrización de la úlcera de la mucosa gástrica (acción análoga a la cicatrización de las heridas y úlceras externas); y por otra parte, una acción fortificante sobre el conjunto del organismo, particularmente sobre el sistema nervioso. Esta última acción es más importante cuando se admite que hoy en día la aparición de úlceras del estómago y el duodeno se debe al desequilibrio de la receptividad nerviosa de estos órganos. En caso de úlceras, lo mejor es tomar la miel como medicamento, una hora y media o dos horas antes del desayuno y la comida, y tres horas después de la cena.

Afecciones renales

En diversas publicaciones médicas se hace mención de estudios sobre la influencia de la miel en el caso de afecciones renales. Se recomienda particularmente en los casos graves. Su eficacia se explica por el hecho de que contiene muy poca proteína y casi nada de sal (dos sustancias contraindicadas en las afecciones del riñón). 
La miel se toma en este caso con tisanas a base de plantas medicinales. Los médicos la recomiendan con jugo de rábano (de media a una taza por día), con aceite de oliva y jugo de limón (una cucharada sopera tres veces al día).

Enfermedades del sistema nervioso

Las observaciones clínicas han demostrado que las soluciones hipertónicas de glucosa en inyección daban rápidos resultados en el tratamiento de ciertas afecciones del sistema nervioso. Ordinariamente, después de la tercera inyección se observa una disminución de los dolores de cabeza y una mejora en la visión. 
A las personas nerviosas, extenuadas o fatigadas, para que se restablezcan, se les recomienda tomar por la noche, en un vaso de agua caliente, una buena cucharada de miel con jugo de medio limón o simplemente dos cucharadas de miel. No existe somnífero más inofensivo que un vaso de agua con miel.

Tratamiento de las llagas

La cicatrización de las llagas se debe, sobre todo, a la presencia en la miel de sustancias antibióticas. Bajo el efecto de la miel hay aflujo de sangre y de linfa hacia la zona infectada. La linfa elimina automáticamente las bacterias, mientras que los fagocitos de la sangre las digieren activamente. 
El examen microscópico de un emplasto a base de miel que se acaba de sacar de una llaga descubre un número considerable de cadáveres de bacterias, englobados por los fagocitos.

Contraindicaciones

Si se es diabético su consumo no es recomendable, ya que es más potente que el azúcar. Tampoco se aconseja dar a menores de 1 año porque es posible que la miel contenga esporas de clostridium botulinum que producen una neurotoxina en el intestino inmaduro del lactante. Los alérgicos al polen también deberían mantenerse alejados de la miel.

Escríbanos sus consultas a: